Mi lugar

Escribo este texto a menos de un día de la fecha límite de entrega de textos. Mis hermanos en armas (todos somos diestros en el uso del teclado y la pluma) saben acerca de qué va este texto. Hace menos de diez minutos he recibido un mensaje que me ha traumatizado, me ha chocado, me ha dejado sin fuelle, me ha desarmado… Me ha cabreado, coño.

Tras recibir una noticia de este calibre, he considerado mis opciones. Haciendo caso a mi agente de la condicional, con quien acabo de conversar, he descartado todo aquello que tuviese que ver con armas de fuego, blancas, romas, químicas, bacteriológicas y demás. Me ha recomendado, también, que sería mejor no contactar con mis amigos albanokosovares. Les estoy llamando ahora, pero porque la mujer de uno acaba de dar a luz a gatitos.

Otra opción que he rechazado ha sido el alcohol, más que nada, porque estoy ahorrando para recomponerme por otras cosas (mis costillas. Tengo que cambiarlas por unas de titanio.)

En cualquier caso, pase lo que pase, necesito recuperar aquello que, por derecho, me pertenece y debiera quedarse en mi familia durante generaciones. ¡GENERACIONES! He dicho.

Ahora, cabrones, devolved mi silla a mi sitio si no queréis que vaya a castigar con gran venganza y furiosa cólera vuestras imperdonables acciones.

 

Rashionalism

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s