Somos como el mármol

Las cosas siempre pasan por algo. Pasan antes o después, puedes haberlo previsto o no, pero acaban pasando. Incluso puede ocurrir que pase algo que pensaste que jamás podría suceder o al menos sucederte a ti. De cualquier forma, por mucho que se prevean las cosas, la mayoría de las veces, cuando pasen, te pillarán por sorpresa. Por mucho que hayas pensado y diseñado un catálogo de posibles reacciones ante una determinada situación, nunca sabrás realmente cómo actuar hasta que no te toque vivirlo en primera persona. Te sentirás puesto a prueba, porque en realidad la vida consiste en eso, en ir pasando pruebas. Pruebas cuya dificultad crece al mismo tiempo que creces tú. Y es la forma de responder ante ellas, la forma de buscarles una solución, la forma de priorizar y saber qué pruebas debes superar antes y cuáles después e incluso de quién decidas acompañarte para superarlas lo que te va definiendo. Somos como bloques de mármol y cada decisión que tomamos, grande o pequeña, es una cincelada que quedará siempre grabada en nosotros. E igual de importante es decidirte a dar la cincelada como reconocer que puedes haberla dado mal y hacerlo a tiempo para poder rectificar y remodelarte para que así, cuando lleguemos al final de nuestro camino, lo que hagamos sea contemplar una bonita obra de arte y no un simple pedazo de roca mal golpeado.

GK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s