Orgullo de Simio

Siempre he visto el blog de Rodolfo como un guante lanzado para que alguien contara las noches y (menos) días de Horror de las nuevas generaciones del Ape’s XV. Sin embargo, no ha sido hasta esta final cuando me he sentido en la obligación de empezar a contar cómo se ha forjado esta leyenda escrita en letras de oro, bueno, de plata.

Tras recibir a los novatos y los primeros entrenamientos en los que se vio lo en forma que estábamos después del verano (en forma redonda, se entiende), dio paso la liturgia de barro, heridas y la consabida agua oxigenada. Apenas habíamos celebrado un par de amistosos cuando llego la noticia: debido a los recortes, este año tendríamos un nuevo formato de liga en el que se formarían cuatro grupos de cuatro equipos en los que sólo pasaría el primero. Eso significaba que de no ganar los tres partidos iniciales (a lo largo de tan sólo tres semanas) estaríamos fuera, lo que supondría no jugar partidos oficiales hasta diez meses más tarde. Así empezaron entrenamientos con físicos interminables y cruces celtas de complejidad obscena. Poco a poco yo empezaba a comprobar cómo el equipo empezaba a funcionar como un engranaje, todas las piezas encajaban y las jugadas salían una y otra vez.

Así, a mediados de noviembre tuvo lugar nuestro primer encuentro de liga: Arquitectura. A priori el rival más difícil, pero tras una charla interminable en el vestuario con los nervios a flor de piel salimos a plantar cara a un rival que apenas se dejó ver durante la primera mitad. 21 – 5 a nuestro favor y la moral muy alta.

Pasó una semana con un entrenamiento de por medio y llego Teleco. Ya habíamos jugado dos amistosos contra ellos este año así que sabíamos a lo que nos enfrentábamos. En ese partido nos gustamos: hand-offs, contrapiés, rucks bien limpiados y melés giradas una y otra vez. Los gordos conseguimos posar el oval tras la marca tres veces.

Y así, 20 – 0. Tras Teleco, llegó el último, Agrícolas, que apenas había mostrado resistencia contra el resto de rivales y contra nosotros no fue una excepción: 27 – 0 en un partido que seguí remotamente y el pase hacia la semifinal.

El sorteo nos deparó Navales en un encuentro que nunca olvidaré. Me encontraba en la grada lesionado  junto a otros tres gordos con el mismo problema pero no dejamos que esto nos hundiera de cara a animar. Comenzamos con dos ensayos, 10 – 0 a nuestro favor (sí, nunca hemos sido muy buenos en las transformaciones) y nos confiamos. Navales aprovechó este momento para despertar y cruzaron la línea de ensayo en dos ocasiones sin suerte en las patadas. Marcador 10 – 10. Cuando apenas quedaban cinco minutos para el final cometimos un golpe de castigo y ante nuestro asombro, el árbitro señaló que Navales pedía tiro a palos. Silencio en la grada y el balón paso entre la hache: 10 – 13. Nos quedamos helados y no por la lluvia que caía. Pero de alguna manera, pensando que habíamos llegado muy lejos como para arrebatarnos nuestro pase a la final, el balón comenzó a transmitirse a la línea hasta que llegó a las manos de Pikachu quien como un rayo corrió por la banda…hasta ser interceptado un poco después de la 22 contraria. En este momento, Ardilla consiguió el balón y ya en la línea de ensayo se dedicó a sortear a tres contrarios hasta posarlo: ¡¡15 – 13!!

Las semanas previas a la final se respiraba un ambiente inmejorable y empezamos a bombardear mediante publicidad para tener público apoyándonos en las gradas en un lugar al que los Simios no habían llegado antes. Tal vez por eso, pecamos de novatos contra un equipo que fue muy superior en el campo (27 – 3 fue el marcador final) pero que no nos quitó de la cara una sonrisa inmensa por un meritorio segundo puesto y un tercer tiempo que será recordado en nuestras memorias y en todas las de los que lo vivieron como “el del bautizo más largo que recuerda un equipo de RUGBY”.

Ahora sólo nos queda el futuro y puedo augurar, sin temor a equivocarme, que a éste equipo que ha crecido mucho en los últimos años aún le queda lo mejor por venir. Como dijo Agustín Pichot, capitán de los Pumas, hace tiempo: ¡esto recién empieza!

Flegma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s