Editorial de Abril 2013: Pánico Nuclear.

Ahora mismo, uno de los temas de los que todo el mundo está hablando es Corea del Norte (al menos cuando escribo esto) Todos hablan del pánico nuclear y que si lanzase las cabezas sería la Tercera Guerra Mundial. Y es un tema fascinante, creedme. ¿Qué pasaría si las lanzase? ¿Cómo nos afectaría?

Bueno, esas preguntas serán todo lo interesantes que quieran serlo, pero yo no voy a escribir acerca de ese tema. Yo os voy a recordar que, hace casi un mes se organizó una Semana Cultural en nuestra facultad, aunque muchos de vosotros la

recordaréis como la semana del Harlem Shake (O la del pene enorme). Ese evento tuvo una asistencia bastante satisfactoria, no estamos seguros de cuánta gente se personó para bailar o ver, pero sabemos que fue mucha.

Sin embargo, el resto de la semana no fue igual de satisfactoria. El evento que tuvo mayor asistencia fue el de apertura, al que asistieron unas veinte-veinticinco personas, contando con la Tuna, que nos ayudó, y Cable Line, un grupo de rock.

Al comentario de poesía vinieron tres o cuatro personas (aunque es algo mejor que el Taller de Haikus del año pasado) y, en el concurso de microrrelatos, se personaron unas nueve personas, el doble que el año pasado, lo que supone una gran mejora, creo.

Obviamente, me pregunté a qué se debe esta falta de interés por la cultura, cuando sé que muchos de los que estamos en esta carrera somos gente que, o bien escribe o dibuja o toca música o todas a la vez. Un compañero me explicó que lo que sucede es que pasamos tanto tiempo en esta facultad que, al final, nos cansamos del edificio en sí. Eso explicaría por qué tanta gente va a ver los partidos delante del Dto. de Automática (se pueden contar decenas de personas). Queréis estar al aire, evidentemente.

Es por ello que voy a intentar convencer a mis compañeros de que, el año que viene, la Fiesta Cultural debiera celebrarse al aire, para que no tengáis que sufrir en este horrible edificio que nos oprime a diario.

Antes de dejar de quejarme como una niña quiero decir dos cosas: Los del Harlem Shake que casi se cargaron nuestra maravillosa exposición, os tendremos vigilados.

Lo segundo que quiero decir es responder a la pregunta que todos os habéis hecho: ¿Por qué ha empezado hablando de Corea del Norte para luego darnos la brasa? Sencillo, si no hay, al menos, una mención de armas nucleares, no mola.

Rashionalism

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s