Poder

Hoy he soñado con mujeres poderosas.

No con las de coronas brillantes, sino con las furcias compañeras de la vida. Aquellas que tuvieron todo el cariño y libertad desde que nacieron y gracias a ello han caminado sin miedo y con seguridad desde su niñez. Esas malditas inteligentes que ríen con el mundo porque no fallan nunca y si se equivocan sufren, reflexionan y sin arrepentimientos siempre llegan al pensamiento más positivo. Son libres para morder manzanas. Son pasión, amor en estado puro, generosidad, humanidad. Son respeto, a pesar de esas mentes intolerantes que no comprenden y las ven como frescas frívolas. Ellas ríen. Actividad cerebral y emocional. Subjetividad objetiva. Nacieron como finas líneas, como combinaciones que con experiencia se hacen perfectas. Esto puede asustar y ser rechazado, puede ser envidiado, pero también puede ser admirado y amado sin límites. Es lo que sucede con el poder. Mientras tanto, ellas continúan caminando con su vida de la mano.

Colaboración por: Boreal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s