Fénix

Como el ave, arde en llamas mi mente,
lenguas de fuego que azotan mi vida,
me queman por dentro y hacen herida,
me prenden haciéndome transparente.

Por unos momentos nada se siente.
Mi alma va por el mundo perdida,
mecida por el viento, viaja dormida.
Y entonces se hace el milagro patente.

De entre las cenizas despierta el fuego,
vuelve en las cenizas a hacer calor,
grito en mis cenizas con gran clamor.

Y cuando abro los ojos sólo ruego,
tener la fuerza, tener el valor,
de entregarte siempre todo mi amor.

Colaboración de II

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s