ROCKZONE

El mundo de la música está cambiando a una velocidad vertiginosa. Por supuesto todo causado por el gran revolucionario de nuestra era: Internet. Ahora los grupos de música ya no pueden ganar tanto dinero vendiendo discos, pero como contrapartida su música es escuchada masivamente en la red, y en los conciertos la afluencia de público es mucho mayor. El pasado 19 de septiembre salió a la venta el esperado nuevo disco de THRICE, y ese mismo día algún “pirata”, o muchos, ya había colgado el álbum en La Red y poco después ya se estaba reproduciendo en Ipods de todo el mundo. Los verdaderos fans del grupo iremos al nuevo Fnac de Nuevos Ministerios, o a otra tienda de música, y nos compraremos el disco. Pero seguramente éste no venderá mucho, y no tendrán más remedio que venir a girar por Europa, esperemos tener suerte y que ésta pase por España. Si algo caracteriza a este grupo es su increíble trayectoria. Han sabido evolucionar de forma coherente y apasionante después de siete discos, desde el post-hardcore de sus inicios, a un rock espectacular lleno de matices y emociones. Con este nuevo disco, “Major/Minor”, siguen demostrando que son unos compositores geniales y que disfrutan enormemente haciendo lo que hacen. El disco empieza con un gran riff de guitarra distorsionada en Yellor Belly, y ya se intuye que este disco no te va a dejar indiferente. Como si se tratara de un viaje, canción a canción te va transportando a lugares diferentes. Os recomiendo que os lo descarguéis, y si os enamora como a mi, que os lo compréis. Y por su puesto que los veáis en directo cuando vengan, ya me encargaré de anunciarlo.
Y hablando de conciertos, este verano tuvimos una amplia oferta de festivales. Tuve la suerte de asistir a dos de ellos, uno a finales de julio y otro a principios de septiembre: el ‘Soniesphere’ y el ‘En Vivo’, los dos en el mismo recinto, en Getafe. Es curioso ver la cantidad de camisetas negras y chupas de cuero que se ven en estos eventos, en pleno verano y con el sol pegando muy fuerte. El primer grupo que vi fue ANGELUS APATRIDA, puro trash metal de Albacete. Son muy buenos músicos, y en directo saben transmitir la velocidad y la potencia de sus canciones. Hacía muchísimo calor y apareció un organizador con una manguera gigante que nos empapó a todos. Con el público bien calado saltaron al escenario VALIENT THORR, rockeros barbudos que nos hicieron saltar a todos y pasar un buen rato. Mención especial para su front man, moviéndose constantemente y animando al público. Hasta consiguió que todos señaláramos con todos los dedos de la mano al sol para que nos diera energía, mientras nos miábamos unos a otros preguntándonos qué se suponía que hacíamos. Después tocó tomarnos un descanso mientras GOJIRA exhibía su potente y gutural death metal, y volvimos a la carga para el gran directo de los madrileños SÔBER, que han vuelto en plena forma después de su separación. Tocaron sus temas más míticos como “La Nube”, “Diez Años” o “Arrepentido”, y el público estuvo muy animado todo el concierto. A continuación le tocaba el turno a ARCH ENEMY y a su impresionante cantante Angela Gossow, una mujer rubia de 36 años de edad que grita de forma increíble. Su death metal no me interesaba demasiado, pero tengo que reconocer que instrumentalmente son muy buenos, y que supieron mover, hacer saltar y aplaudir a un público que se mostró totalmente entusiasmado. Pero el plato fuerte del festival estaba todavía por llegar. Había merecido la pena estar tantas horas de pie para poder ver la salida de SLASH desde casi primera fila. Una voz anunciaba la salida del icónico guitarrista, acompañado por uno de los mejores cantantes del rock actual, Myles Kennedy, actual vocalista de ALTER BRIDGE, que acompaña a SLASH en sus giras y conciertos por todo el mundo. Con ellos salió también su banda, compuesta por otro guitarrista que se mantuvo siempre en un segundo plano, un baterista y un bajista. Este último si que participaba más en el espectáculo y mientras tocaba, se acercaba al público gritando todos los temas sin micrófono. Desde el primer momento se puede decir que fue un concierto memorable. Sonaron temas de GUNS N’ ROSES, de SLASH’S SNAKEPIT, de VELVET REVOLVER y de su nuevo disco en solitario. La voz de Myles se adaptaba a todos los registros y hacía suya cada una de las canciones. Solo fueron trece, pero cada una fue muy disfrutada y coreada por el público. Sonaron “Nightrain”, “Civil War”, “Sweet Child O’ Mind” y acabaron con “Paradise City”. No pude asistir al día siguiente, pero me dijeron que fue también increíble y que el concierto de IRON MAIDEN fue memorable.
También tuve la suerte de asistir al festival En Vivo, en el mismo recinto de Getafe. Fui los últimos dos días, el primero pude ver a los ya comentados ANGELUS APATRIDA, que lo volvieron a hacer genial (quien los quiera ver en directo en una sala más pequeña y en un concierto más largo, tocarán el 18 de noviembre en Madrid por 15€), a BENITO KAMELAS, que aunque nunca les había oído, su rock español y sobre todo su grasiento front man hicieron que me lo pasara muy bien, a los MOJINOS ESCOZÍOS, quienes en directo se sienten muy cómodos haciendo bailar y reír al respetable a partes iguales. El día acabó con O’FUNKILLO que no me terminaron de convencer en directo, DELINQÜENTES que sufrieron de un mal sonido y de los británicos TOY DOLLS que pusieron la guinda a un buen día de música.
El sábado llegué un poco más tarde a los conciertos y me concentré más en el buen ambiente que había en las tiendas de campaña. La verdad es que tengo que decir que el buen rollo fue una constante en todo el festival, y se agradece. La fiesta empezó con ALAMEDADOSOULNA. Su propuesta de hacer que todo el mundo se divirtiera y participara, combinado con buena música, hizo que para mi fueran una de las mayores sorpresas del festival. Una de las cosas que más me llamó la atención fue su forma de presentarse: con una especie de concurso que consistía en ponerse al vuelo el sombrero del cantante sin ayuda de las manos. De los diez miembros del grupo no lo consiguió ninguno, ¡pero algunos estuvieron a punto! El siguiente grupo que vi fue a los CELTAS CORTOS, que estuvieron bien, pero nada del otro mundo. A continuación fue el turno de SÔBER, otra gran actuación de los madrileños, aunque sinceramente no les pude escuchar bien porque estaba enfrente del escenario de THE OFFSPRING, cogiendo sitio, y a la gente de mí alrededor no parecía importarle mucho el concierto que estaba teniendo lugar en ese momento. Pero cuando los californianos entraron en el escenario, la gente literalmente se volvió loca. Es el típico concierto que el grupo tiene al público a sus pies incluso antes tocar la primera nota. Pero a pesar de ello no defraudaron. Es evidente que no están en su mejor momento, y que podrían moverse un poco más, pero tienen tantas canciones buenas que a poco que hagan firman un muy buen concierto. Y bien que lo consiguieron. Cuando empezó a sonar “All I Want” yo ya había perdido a todos mis amigos entre los empujones y el aplastamiento de la gente. Cuando acabó, pude respirar, encontrar a dos de ellos, y disfrutar desde un lugar no tan céntrico de cada uno de los diecisiete temas con los que nos deleitaron. Sonaron sus temas más míticos en un acertado setlist, como “Have You Ever”, “Why Don’t You Get A Job”, “The Kids Aren’t All Right” y acabando con la clásica “Self Esteem”.
Espero que hayáis tenido un buen inicio de curso y que cuando empecéis a estudiar, ¡que sea con buena música sonando!

por Justin Sane

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s