¿HAS PENSADO EN LO QUE COMES? La ganadería industrial: pan para hoy, hambre para mañana.

Hoy en día estamos más o menos familiarizados con la protección del medio ambiente: a la hora de reciclar, al comprar algún artículo contaminante o al elegir un medio de transporte. La expresión efecto invernadero está a la orden del día. Sin embargo hay una vertiente de la protección del medio ambiente con la que todavía no congeniamos, sobre todo en España. Se trata de la agricultura y la ganadería ecológicas. De la primera se oye hablar con más frecuencia pero la segunda ha pasado a menudo a un segundo plano, probablemente porque se fundamenta en un menor consumo de animales, lo cual podría parecer ir en contra de la propia ganadería. Comer animales es enfrentarse no solamente a un problema ético sino sobre todo ecológico, un problema de sostenibilidad.

1. ¿Por qué comemos tantos animales?

Nos han inculcado que un filete alimenta y nos lo creemos porque nos sacia, pero está lejos de ser un alimento completo. Las generaciones anteriores no comían tantos animales porque era caro pero como parece que ahora se lo pueden permitir, tienen necesidad de aprovechar. ¡Bendita ganadería industrial que sacia nuestras ansias carnívoras, que representan en algunos la fuerza del ser humano frente a la bestia, la evolución de nuestra especie!

2. ¿Es saludable no comer animales?

Al contrario de lo que se cree, se pueden conseguir los mismos aminoácidos con una alimentación vegana que con una omnívora (legumbres y cereales pueden aportar los mismos que las proteínas de los animales). Es cierto que los alimentos de origen animal nos aportan un buen equilibrio de aminoácidos, calcio, hierro y ciertas vitaminas, pero casi nada (salvo la vitamina B12, que se encuentra en cantidades bajas pero que actualmente se puede obtener de determinadas algas) que no nos aporte una dieta vegetariana equilibrada y aún menos una dieta ovo-lácteo-vegetariana. Los alimentos de origen animal no se encuentran en la base de la pirámide alimenticia y los dietistas actuales aconsejan un máximo 3-4 raciones de carne magra y pescado a la semana. Las dietas vegetarianas pueden ser más saludables que las convencionales y cada vez están más aceptadas ante la evidencia de los riesgos para la salud (hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc.) de la ingesta excesiva de animales.

3. ¿Por qué comer carne o pescado no es rentable (desde un punto de vista energético)?

Partiendo del punto anterior, pensemos un poco: si para comer una cantidad de animales que te aporten 1000kcal hace falta criarlos durante un periodo de tiempo, dándole un pienso que representa mucha más energía que esas 1000kcal (porque el animal tiene que cumplir con sus funciones vitales que requieren energía hasta que es sacrificado), ¿por qué no abastecernos de esas 1000kcal sin intermediarios, con el alimento (o el alimento equivalente que usa la misma tierra) de ese animal? (ver croquis)

A parte de esto, debemos tener en cuenta que los recursos que requieren estas explotaciones son mayores que las demás. Un ejemplo de ello es la cantidad de agua que se necesita en la ganadería, que es de 4 a 15 veces mayor que en la agricultura.

4. No habría tierra en el mundo para alimentarnos si todos fuésemos vegetarianos.

Falso, habría más, porque alimentar a tantos animales para comérnoslos exige no solo la tierra de la nave o la parcela marina en la que se encuentran sino también hectáreas donde cultivar la ingente cantidad de alimentos que estos animales necesitan para cebarse en tiempos cortísimos, menos que para una manada de animales que van a pastar. “Claro, es que son menos animales”. Respuesta: precisamente la solución pasa por comer menos o no comerlos. A bote pronto podemos elaborar una idea para las tierras que quedaran libres al no criar masivamente animales: se podrían dedicar tanto para que pastase el ganado tradicional como para la agricultura ecológica, que requiere por lo general más espacio que la transgénica.

5. La ganadería industrial abarata costes.

Sí, el empresario gana más, pero perdemos todos. Los animales hacinados cultivan las pandemias del futuro y reciben toneladas de antibióticos (que contribuyen al refuerzo de los microbios) para contrarrestar la insalubridad en la que viven. Eso hace también que la calidad del alimento sea peor, para aquellos que sigan pensando en consumirlo. Que no os engañen, la buena apariencia de la comida en el supermercado se debe a las inyecciones de agua y colorantes además de otros aditivos y conservantes.

Los costes en la salud pública se disparan, no solo por los métodos paliativos usados en las granjas sino también a posteriori, para tratar todas las enfermedades cardiovasculares que provoca esta ingesta excesiva que se critica.

6. ¿Y la salud animal?

Los animales sufren, contraen enfermedades y viven menos. Nos causa asco a algunos ver a un toro desangrarse en el ruedo y ¿por qué no ver a una gallina picoteada por las demás, con la luz cambiada para que ponga más huevos? ¿Por qué no nos causa rechazo comer los beneficios de estas torturas? Ojos que no ven corazón que no siente: en el supermercado todo está en bandejas de poliuretano.

Algunos datos: de estos animales que nos acabamos comiendo, morirá enfermo un 4%, que no será sacrificado por los costes que supone; los pollos de las bandejitas viven seis semanas y crecen un 400% más que sus ancestros; la descendencia masculina de las gallinas ponedoras es electrocutada y triturada; un porcentaje no desdeñable de animales (un 20%) no son realmente aturdidos antes de matarlos; para la extracción de medio kilo de gambas se matan y devuelven al mar 11 kilos de otros peces. Podría escribir páginas enteras citando datos espeluznantes. Es un sufrimiento gratuito el de los animales de granja industrial, casi tanto como el de los toros en el ruedo.

7. Efecto invernadero.

La ganadería industrial es responsable del 18% de los gases de efecto invernadero, por delante del sector del transporte (datos de un informe de la FAO). La principal causa de ello son los excrementos. Los animales de granja producen 130 veces más residuos que los seres humanos y solo un pequeño porcentaje se dedica para el abono. El resto contamina aire, tierra, flora y fauna, acumulándose en las granjas, tirándose a los ríos o esparciéndose por el aire para deshacerse de ellos. Así que si nos preocupamos por la ecología nos deberíamos preocupar por el problema que supone la ingente ingesta de animales.

8. ¿Y si me sigue apeteciendo comer carne o pescado todos los días?

A mí me podría apetecer defecar –que es una verdadera necesidad vital- a diario en la vía pública y no lo hago, por respeto, por higiene y porque me multarían. De la misma forma debería ser una actitud respetuosa con los demás, con todos aquellos que no pueden comer animales, con las generaciones futuras, así como con nuestro entorno, el no devorar otros seres vivos animales (con lo que ello conlleva) como lo hacemos actualmente en los países adinerados y se deberían fomentar dichas actitudes, las de aquellos que crían animales en granjas ecológicas, igual que se multa al que defeca en la calle. Y nos tiene que quedar claro: comer proteína animal al ritmo que lo hacemos NO ES SOSTENIBLE y aún más si cada vez lo hacen más personas, más sociedades. Así que si quieres pensar en un futuro mejor, dale vueltas al tema.

Entonces ¿qué podemos hacer?

Reducir o eliminar nuestro consumo de proteína animal porque: no es saludable, no es necesario, su producción no es sostenible y fomenta el sufrimiento animal y la destrucción del planeta. Hay que ser alarmistas, sí, precisamente porque todavía no hay consciencia de este problema. Si decidimos comer proteína animal que sea en cantidades reducidas y sobre todo provenientes de ganadería ecológica. Muchos estudiosos apuntan que este consumo responsable es un paso necesario (no suficiente) para acabar con el hambre en el mundo. También deberíamos exigir cambios a los políticos o votar a aquellos programas que fomenten la ganadería ecológica, pero ya nos estaríamos metiendo entonces en otra discusión, claro.

Tú tienes la posibilidad de cambiar todo esto con tu cesta de la compra. Convierte ese acto cotidiano en una actividad responsable y aporta tu grano de arena para esta revolución alimenticia.

Mr.Lechugas

Fuentes:

Comer animales, Jonathan Safran Foer.

http://www.cambioclimatico.org/content/la-ganaderia-amenaza-el-medio-ambiente

http://www.vegetarianismo.net/nutricion/proteinas.htm

http://www.ivu.org/spanish/trans/vsuk-protein.html

http://www.zonadiet.com/alimentacion/vegetarianos.htm

http://www.zonadiet.com/comida/vegetariana.htm

http://www.botanical-online.com/dietavegetariana.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Cianocobalamina

http://www.infermeravirtual.com/es-es/problemas-de-salud/tratamientos/alimentacion/alimentacion-saludable/informacion-general.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Veganismo

http://www.haztevegetariano.com/page/496/el_vegetarianismo_puede_terminar_con_el_hambre_en_el_mundo

http://www.proyectopv.org/1-verdad/nocomercarnesolucionespract.htm

Anuncios

5 thoughts on “¿HAS PENSADO EN LO QUE COMES? La ganadería industrial: pan para hoy, hambre para mañana.

  1. Veo unos pocos fallos:
    1. En el punto 1, un filete alimenta. 50 quizás te maten, pero 1 alimenta.
    2. En el punto 2, no es verdad que exista un máximo recomendado de piezas de carne magra y pescado. Existe un máximo de 3 piezas de carne roja, y un mínimo de 3 piezas de carne magra y 4 piezas de pescado a la semana. Lejos de ser un máximo, es un mínimo.
    3. En el punto 2, la vitamina B12 es absolutamente indispensable para la vida, y esta la tenemos que obtener de la carne (por culpa de nuestro sistema digestivo omnívoro). Si bien es posible que alguna planta las contenga en alguna medida, no es suficiente. Por lo general los veganos toman un suplemento de B12, medicamento que fue probado originariamente en animales. El aparato digestivo de los herbívoros y los omnívoros es del todo distinto, por ejemplo las vacas tienen múltiples estómagos o los conejos tienen que pasar dos veces el alimento por el intestino para provechar la comida (se comen algunos de sus excrementos).
    4. En el punto 2, la carne y el pescado poseen un tipo de hierro distinto del hierro de los vegetales (el hierro no es distinto en su forma atómica, sino la molécula que lo obtiene). El ser humano requiere de una cantidad de hierro hemo (procedente de animales) y de hierro no hemo (procedente de vegetales). Creo que, igual que el B12 toman suplementos (previamente probados en animales, como todos los medicamentos).
    5. El punto punto 3 y el 4 se apoyan en el 2, el cual no es muy sólido. Por otra parte si de estos puntos se indica que podríamos solucionar el hambre en áfrica haciendo cultivos, esto no es verdad. La dieta vegana requiere de suplementos que en áfrica no se pueden conseguir. En la actualidad se produce alimentos suficientes para alimentar a todo el mundo, y nosotros comemos más de lo que necesitamos (por eso tenemos que ir al gimnasio a adelgazar). El problema no está en la escasez de alimentos, sino en la distribución de los mismos. También indico que, la agricultura también contamina.
    6. En el punto 5, los antibióticos no refuerzan los virus.
    7. En el punto 8, donde dice “el no devorar otros seres vivos”, debiera decir “el no devorar otros animales.”

    Una de las fuentes que hay en el documento dice, y cito: “Una alimentación es saludable si es completa, porque contiene todos los grupos de alimentos que […] aportan todos los nutrientes necesarios; equilibrada, porque incorpora cantidades apropiadas de alimentos, pero sin excesos; suficiente, porque cubre las necesidades del organismo[…]; variada, porque proporciona los aportes necesarios de vitaminas y minerales, al incluir diferentes grupos de alimentos; adecuada a las características del individuo.”
    También indica que las dietas veganas “presentan amplias restricciones que dificultan las necesidades nutricionales y, por lo tanto, deben ser ampliamente suplementadas”. En cambio dice que la dieta octolactovegetariana puede “ser muy saludables y nutricionalmente adecuadas, y proporcionar beneficios tanto en la prevención como en el tratamiento de enfermedades”.

    Por otra parte es cierto que el exceso de carne puede producir deficiencias a su vez. Si solo comes carne (y en especial carne roja) tu salud se verá menguada por la ausencia de variedad en la dieta. La carne de ave, por lo general es mucho mas sana, y la de pescado aún más. El pescado azul, en particular, contiene ácidos grasos muy beneficiosos (por ejemplo el oleico). Considero que lo óptimo es intentar hacer caso a los nutricionistas que para algo es su campo, y los nutricionistas no dicen que la mejor dieta sea la vegana (ya que implica la suplementación de la misma).

    Como última anotación, comentar que el comienzo del punto 8 me parece del todo fuera de lugar, y en cierta forma algo intolerante.

  2. 1.Antes de nada, gracias por leer y opinar.
    2.No he dicho que sea necesario que los 7000millones de seres humanos nos volvamos veganos. Abogo principalmente por una reducción drástica del consumo de animales por las razones indicadas, mostrando que una alimentación vegana equilibrada no tiene tantas carencias como se cree y reconociendo las ventajas del animal como alimento: “Es cierto que los alimentos de origen animal nos aportan un buen equilibrio de aminoácidos, calcio, hierro y ciertas vitaminas”. La diferencia entre los hierros es que uno se absorbe mejor que otro, pero una alimentación vegana equilibrada no debería tener carencias de este mineral. El problema sería el que mencioné: la B-12. Tiene solución, pero no tan buena ni efectiva como comerse un filete, o un huevo (posibilidades para los ovo-(lacto-)vegetarianos). Por tanto, no sienta que le he condenado al infierno por comer animales, porque nunca he dejado cerrada esa posibilidad. Las raciones de carne y pescado son las recomendadas por los actuales dietistas. La tendencia es a disminuir estas cantidades, cosa que no he dicho. Con esto he respondido a los puntos 1, 2, 3 y 4.
    3.No ponga en mi boca palabras que no he dicho. No he mencionado que el hambre en África se acabaría con una alimentación vegana (su punto 5). Me cito: “Muchos estudiosos apuntan que este consumo responsable [no consmir tantos animales] es un paso necesario (no suficiente) para acabar con el hambre en el mundo.” No suficiente, precisamente porque aunque esto se hiciese, si los alimentos no llegan a Somalia, no se consigue nada. La agricultura contamina pero muchísimo menos.
    4. Punto 6: los antibióticos luchan contra las bacterias y mocroorganismos pero su uso excesivo los refuerza (http://www.colfarsfe.org.ar/contenidos.php?categoria=75). Me imagino que su crítica viene por que he usado la palabra “virus”.
    5. Punto 7: sí, tiene razón.
    6. La comparación de devorar animales con defecar en la vía pública está hecha adrede para hacer ver que las actitudes egoístas de “porque me da la gana” no justifican nada, que a veces tenemos que pensar en todos (los de ahora y los de después) y no solo en uno mismo.
    7. Repito: el artículo apoya el consumo responsable de animales criados de manera responsable, por favor, no desvíe la discusión a un vegano: sí/no.
    Gracias

  3. Gracias por tu respuesta:
    Al punto 2:

    Otra vez, la diferencia entre los hierros es que uno es hierro hemo y el otro no hemo. Los dos son necesarios (esto es importante, comer solo carne no te da todo el hierro que necesitas). La carencia del hierro hemo es una falta en la dieta vegana, ya que el cuerpo tiene que bastarse con el hierro no hemo para abastecerse.
    La B12 no se obtiene en cantidad suficiente de las plantas (si no eres un hervívoro, esto proviene de nuestro sistema digestivo omnívoro), por tanto tienes que tomar una pastilla suplementaria (que es un fármaco, lo llamen como lo llamen, y por tanto lo han tenido que probar en animales). Si tienes que tomar fármacos para que tu alimentación sea completa es que tu alimentación tiene carencias. Por tanto la dieta vegana no es equilibrada. La dieta ovo-lacto-vegetariana en principio si.
    Los actuales dietistas no pueden decir que hay un MAXIMO de consumo de carne magra y pescado por que los nutricionistas no dicen eso, y los nutricionistas (que son científicos) son los que dicen que tienen que decir los dietistas (que son técnicos). Hay un máximo para la carne roja de 3 raciones a la semana, y un mínimo de 3 raciones de carne magra (sin grasa) y 4 raciones de pescado a la semana. El único máximo es sobre la carne roja.

    Al punto 3:

    En ningún mometno he dicho que lo dijeras. He oido de otros vegetarianos que dicen que se solucionaría el hambre del mundo y ya que tengo la oprotunidad de responder desmiento. Pero si te ha dado la impresión de que sugería eso, lo siento.

    Al punto 4:

    El correcto uso de los antibióticos no produce refuerzos en las bacterias. Las bacterias son entes muy complicados y cuando una bacteria descubre como hacerse resistente a una sustancia (antibiótico por ejemplo) genera paquetes de información genética que transmiten esta forma de inmunizarse (más o menos, asi me lo explicaron). Si la bacteria está disminuida por el ántibiótico no puede generar resistencias (es como un boxeador si no dejas de golpearle un segundo no puede cubrirse o reaccionar). Si tu sigues las indicaciones del farmacéutico a la hora de tomar antibióticos y te lo tomas todo el tiempo que dice en el prospecto no pasa nada. Si, por encambio dejas de tomar el antibiótico a mitad del tratamiento puede que las bacterias se recuperen y generen inmunidad frente al mismo, lo cual genera un problema. El refuerzo de las bacterias es producido por la falta de información de los usuarios. He visto gente tomarse amoxicilina-clavulánico (un derivado de la penicilina) para el dolor de cabeza, y eso es una burrada.

    A ver, no estoy encotnra de los veganos ni de los vegetarianos, de hecho considero que hay que comer menos carne y mas vegetales. Mi dieta está mas compuesta de cereales y vegetales que de carne (quizás un poco más exagerado de lo que tiene que ser, pero no tengo tiempo de cocinarme un filete muchas veces). Toda mi respuesta anterior es para citar inexactitudes que conviene que alguien las señale.

    Y la comparación de devorar animales con defeco en la calle no tiene sentido, lo siento pero me parece todavía fuera de lugar. Si alguien sigue las recomendaciones de los nutricionistas que son un mínimo de 7 piezas de carne magra y pescado a la semana (sumando ambas) tiene que tomar una pieza de carne o pescado al día, y no por ello merecen ser comparados con un tío cagando en la calle, perdona la expresión.

  4. Buenas de nuevo, gwelchc.

    -El hierro es el mismo, solo que el hemo (de animales) se absorbe mejor que el no hemo. Se puede potenciar la absorción del mismo con otros alimentos (Vit. C). También está el problema de la B12 que se puede obtener de suplementos, que han sido sintetizados usando algas o microorganismos y sí, habrán sido probados (digo yo) en animales, igual que la penicilina, la aspirina, el paracetamol, los anestésicos y las posibles vacunas contra el SIDA. Un vegetariano puede tener deficiencias en el hierro y la B12, es muy posible, para eso están los suplementos, pero tampoco está tan claro pues si buscas por ahí, encontrarás informes que indican que la población vegetariana y la omnívora tienen índices de anemia parecidos. Si eres ovo-lacteo-vegetariano, no te tienes que preocupar por esto. Respecto a las cantidades de carne y pescado, te digo que son cantidades recomendadas, no mínimas y además la tendencia es a disminuirlas.

    -Parece que estamos de acuerdo sobre lo del hambre, que se trata también de un problema de distribución, especulación, etc., como indica el video del compañero Exiliado.

    -Los “bichos” se refuerzan por el abuso de los antibióticos, eso es indiscutible y lo puedes encontrar por cualquier parte. El abuso es por ignorancia o incluso por sobremedicación prescrita. Tú tienes un sistema inmunológico preparado para defenderte de un catarro casi igual que lo haría un medicamento, solo que quizás en uno o dos días más y pasándolo un poquito peor. Obviamente no recomiendo sufrir infinito para no tomar una pastilla, cuidado. En nuestro caso denuncio: hacinar animales en torno a su mierda que provoque un exceso de estos “bichos” y por tanto verte en la necesidad de usar antibióticos cuando con una forma diferente de criar animales no haría falta. Tampoco haría falta siempre y cuando el animal fuese capaz de defenderse contra estos “bichos”, pero ni le dejan por un tema de rentabilidad (es más rápido hincharle a pastillas y que se cure antes, como cuando te tomas una aspirina para salir de fiesta una noche y no quedarte en la cama), ni ya puede, puesto que esos animales cada vez están más lejos de ser naturales. Si tú acostumbras un “bicho” a un medio que antes era agresivo, se acabará adaptando, como cuando una raya deja de colocar al drogadicto y tiene que meterse dos.

    -Sí es eso, que el ritmo actual de ingesta de animales es EXAGERADA e INNECESARIA y sobre todo INSOSTENIBLE. ¡Es lo que denuncio! Ocurre que hay mucha desinformación sobre cuánto se debería comer y cómo, probablemente por la influencia de las industrias ganaderas, que tienen muchísimo peso en la economía, por la influencia de nuestra cultura y nuestros familiares que han conocido peores épocas (acompañadas de desequilibrios alimenticios y desinformación) y porque realmente nos gusta comerlo, llevamos desde que somos fetos haciéndolo y hemos creado nuestros cuerpos con otros animales, entonces cuesta más deshacerse de algo tan incrustado en nosotros y por eso comparo con defecar, no el comer carne sino el decidir comerla sin freno porque simplemente “me gusta”, eso es egoísta y/o inconsciente y por lo general jode (a mí también me jode en otros aspectos) que te recuerden que hay cosas que no haces bien (ni yo tampoco) y que podrías mejorar.
    Respiro.

    Un saludo y gracias again.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s