La Realidad de las Palabras

Algo tan simple como las palabras constituyen la realidad del ser humano, pues son ellas las que nos diferencian de los animales y en general del resto del universo. Sin las palabras no seríamos mas que otra especie de mono y no habríamos sido capaces de evolucionar hasta lo que somos. Esto es así porque cuando aparece el lenguaje aparece la cultura, y con ella la capacidad de transmitir el conocimiento y evolucionar intelectualmente.

Sin embargo, el verdadero poder de la palabra es el de la definición: nos definimos a nosotros mismos como “personas” y, más en particular, definimos a cada persona con su nombre y apellidos. Pero no solo eso, aparte de a nosotros y a los objetos que nos rodean, también somos capaces de definir con palabras ideas, sentimientos, sensaciones o incluso la realidad misma.

Pero, ¿Qué es la realidad? A mí me encanta la distinción que hace Kant, entre una “realidad en sí” y una “realidad para mí”. Según esto, el universo “en sí”, al margen del pensamiento humano es impensable, valga la redundancia, y es inútil tratar de comprenderlo y definirlo tal y como es. Esto es así porque todo nuestro conocimiento está limitado tanto por la forma en que percibimos las cosas (a través de nuestros sentidos) como por la manera de transmitir lo que pensamos y percibimos, mediante palabras, por lo que se podría decir que nuestro límite de conocimiento son estas.

Sin embargo, no hay que ser escépticos, ya que podemos conocer una realidad que, aunque esté condicionada por nuestros sentidos y limitada por el lenguaje, no deja de ser menos real, pues es nuestra realidad, es la “realidad para mí”.

Pitágoras, ya en el siglo sexto a.c., definió su realidad elaborando la teoría de la “música de las esferas” por la que todos los planetas en su eterno movimiento alrededor del sol producían un sonido armónico.

Pitágoras sostenía que todo cuerpo produce un sonido, incluso los que están aparentemente quietos, ya que toda la materia a una temperatura por encima del cero absoluto (y no existe otra) vibra eternamente. Por lo tanto, los inmensos planetas  moviéndose a enormes velocidades emiten su particular música y todos ellos contribuyen a una gran “sinfonía celestial”.

Pero también pensaba que todo el universo se puede explicar con las matemáticas, más aún, que todo el universo “es” matemática. La música, por supuesto, no es una excepción ya que el sonido no es mas que vibraciones y ondas expresadas fácilmente por los números.

Nuestro matemático y filósofo griego no iba mal encaminado al afirmar que, de algún modo, la materia emite sonido ya que la reciente teoría de “supercuerdas” afirma que la materia no solo vibra a escala atómica, sino que, en su más íntima composición, las partículas subatómicas están formadas por unas delgadas cuerdas que vibran en las cuatro dimensiones ordinarias (las tres del espacio más el tiempo) y aún en seis dimensiones más, definiendo un universo formado por multitud de cuerdas vibrantes.

A la luz de esta nueva teoría es atrayente la idea pitagórica de un “universo musical” y, en definitiva, de un universo matemático, pero se puede ir un paso más allá: las matemáticas se pueden entender como meras abstracciones lingüísticas. En la antigüedad estas se expresaban como razonamientos lógicos mediante palabras, y los símbolos que tenemos hoy en día han ido apareciendo a lo largo del tiempo con la única finalidad de simplificar estos razonamientos.

Por lo tanto el universo y con él la realidad, “nuestra” realidad ¿Podrían ser solamente simples y llanas palabras?

Colaboración de: PHILOS

Anuncios

One thought on “La Realidad de las Palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s